Noticia: El primer Plan de Vivienda de Cantabria tendrá 89 millones de presupuesto y un carácter "integral, social, coherente y sostenible"

José María Mazón ha presentado las 46 medidas desarrolladas en seis ejes estratégicos que movilizarán más de 225 millones de euros

Santander - 07.12.2018

El primer Plan de Autonómico de Vivienda de Cantabria estará dotado con más de 89 millones de euros y tendrá un carácter eminentemente "integral, social, coherente y sostenible". Así lo ha anunciado hoy consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, que ha presentado en rueda de prensa las líneas maestras de un documento que desarrolla 46 medidas, distribuidas en seis ejes de actuación, y que, en conjunto, movilizarán una inversión superior a los 225 millones de euros.

Es la primera vez que el Gobierno regional desarrolla un programa de vivienda a largo plazo y que, según ha destacado el consejero, integra todos los supuestos de alquiler, compra, rehabilitación y promoción, así como sus destinatarios, entre los que ha citado familias, profesionales, instituciones y empresas.

A su vez, ha subrayado el marcado carácter social del mismo, ya que el eje que regula el colectivo en situación de emergencia habitacional ve ampliada su aportación económica y ha hecho alusión a la sostenibilidad del plan, ya que antepone la rehabilitación a la construcción y el apoyo al medio rural, medidas, todas ellas, coherentes con la planificación llevada a cabo por el Estado.

En cuanto a las cifras que podrían derivarse de su aplicación, la Consejería prevé doblar el parque público de vivienda, movilizar cerca de 600 viviendas vacías para destinarlas al alquiler social, rehabilitar 8.500 inmuebles y que más de 4.000 familias puedan beneficiarse de ayudas para el pago del alquiler de su vivienda habitual.

Por todo ello, José María Mazón ha mostrado su satisfacción por llevar a cabo un programa que cumple los objetivos marcados por el Gobierno, por un lado, y responde a las exigencias de la sociedad cántabra, por otro, pues la vivienda es "prioridad" desde el punto de vista social y era "muy necesario" elaborar un plan a largo plazo.

Seis son las líneas estratégicas de actuación, que abarcan desde la emergencia habitacional, la promoción de viviendas en alquiler y la ampliación del parque público hasta medidas orientadas a materia fiscal y al desarrollo de diferentes normativas como la Ley de Vivienda.

Los objetivos del plan consisten en incentivar el alquiler como modo preferente de acceso a la vivienda, mejorar la calidad de lo edificado en Cantabria, impulsar el incremento del parque público de vivienda en alquiler, movilizar la vivienda vacía para su destino al alquiler, fomentar la fijación de la población joven en el ámbito rural, así como potenciar las relaciones de cooperación y coordinación entre los diferentes agentes y organismos que intervienen en esta materia para contribuir en la reactivación del sector inmobiliario.

Líneas estratégicas

El primer eje recoge todas aquellas a medidas entorno a la emergencia habitacional, desde el mantenimiento de la propia oficina autonómica, hasta el establecimiento de protocolos de actuación y ayudas extraordinarias para familias en riesgo inminente de lanzamiento de la vivienda habitual, alquiler social del parque público de vivienda y erradicación del chabolismo.

En el programa de ayudas directas y subvenciones, además de las dirigidas al pago del alquiler, también se incluyen otras para mejorar la eficiencia energética, la conservación y la accesibilidad de los edificios, y la regeneración urbana y rural, así como un programa específico para movilizar la vivienda vacía con el objetivo de destinarla al alquiler.

Además, se potencian las subvenciones a las entidades locales para la rehabilitación de edificios de titularidad pública, rehabilitación y urbanización de los barrios, derribo y construcción de nuevos edificios, y ayudas para equipos técnicos y de seguimiento de todo este tipo de actuaciones.

En materia fiscal, el plan establece deducciones en el IRPF tanto a inquilinos, por arrendamiento de vivienda habitual para jóvenes, mayores y personas con discapacidad, como a los arrendadores, así como por las obras de mejora que se realicen en la vivienda habitual.

También se fijan reducciones en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para la adquisición de vivienda habitual para jóvenes, familias numerosas o personas con discapacidad igual o superior al 30 por ciento, por un lado, o del 65 por cierto, por otro, y para la realización de obras de rehabilitación. Además, el impuesto de Actos Jurídicos Documentados se reduce en un 99% para estos colectivos.

En cuanto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, esta tercera línea de actuación establece una bonificación del cien por cien de la cuota por transmisión de vivienda heredada cuya base imponible sea superior a 100.000 euros, del 90 por cierto si es inferior a esta cifra y del 99 por cierto por donación de vivienda habitual a descendientes, cónyuge o pareja de hecho como consecuencia de ruptura de la pareja. A ellos también se dirige la misma bonificación por los 100.000 primeros euros que donen para la adquisición de inmueble habitual.

Estas medidas, según ha puntualizado el consejero, podrían verse "mejoradas" tras la aprobación de la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autonómica para el año 2019, así como por el decreto de ayudas, documento que confía entre en vigor el próximo mes de enero.

El cuarto eje establece entre sus principales actuaciones la construcción de nuevas promociones para alquiler, la adquisición de inmuebles y la rehabilitación de edificios con el objetivo de aumentar el parque público de vivienda. Asimismo, se prevé el establecimiento de convenios con entidades para la cesión de inmuebles al citado parque y otras medidas para su mantenimiento.

Finalmente, las líneas de actuación cinco y seis contemplan programas y medidas orientadas al ámbito normativo, la estadística y la lucha contra el fraude. Para ello, el consejero ha explicado que el Gobierno regional tiene entre sus objetivos la elaboración de una Ley de Vivienda, un Decreto de Habitabilidad y otro que desarrolle el Informe de Evaluación del Edificio para que incorpore la obligación de elaborar este documento. Además, se mantiene el Observatorio de Vivienda de Cantabria como instrumento de estudio y análisis de cada uno de los ejes de este plan.

Durante la presentación, José María Mazón también ha estado acompañado por el director general de Vivienda y Arquitectura, Francisco Javier Gómez Blanco.

Anexos:

6938277