Real agradece el "trabajo, dedicación y colaboración" de los 26 residentes de Medicina Familiar y Comunitaria que han completado su formación en Cantabria

La consejera de Sanidad ha puesto en valor la "excelente formación y capacitación profesional" que han adquirido durante su formación

Santander - 18.05.2018

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha agradecido hoy a los 26 nuevos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria que acaban su formación en los centros de salud "su trabajo, dedicación y colaboración" con el sistema sanitario público de Cantabria.

Real, que ha participado en el acto que pone fin a cuatro años de formación como residentes, ha puesto en valor la "excelente formación y capacitación profesional" con la que afrontan su nueva etapa como médicos de familia.

De ahí que les ha animado a incorporarse "sin miedo" a este nuevo periodo vital y profesional que ahora comienzan. "Llegasteis con un título de medicina y os vais con un oficio de médico", ha matizado Real.

Durante el acto de despedida de los residentes la consejera de Sanidad también ha conminado a los profesionales a sentirse orgullosos de la especialidad que han escogido porque "la atención primaria es el eje fundamental del sistema sanitario y el que desarrolla el 80% de las prestaciones del sistema público de salud".

Real ha asegurado que "la práctica de la medicina es una gran profesión, apasionante y gratificante" y ha recomendado a los nuevos especialistas que disfruten de ella y que desarrollen su actividad "con respeto hacia los pacientes y hacia ellos mismos". Ahora empieza lo realmente interesante, ha asegurado la consejera. Por eso, les ha invitado a no perder nunca el entusiasmo, ya que van a incorporarse a un sistema sanitario excelente, uno de los mejores de Europa.

De los 26 residentes que finalizan la residencia dos se han formado en el área de Laredo y han rotado por los centros de salud de 'La Barrera' y 'Santoña' y siete han realizado la residencia en el área de Torrelavega, en concreto en los centros de salud 'Buelna', 'Dobra', 'Saja' y 'Zapatón'. Los 17 restantes han completado su formación especializada en el área de Santander, rotando por los centros de salud 'Alisal', 'Camargo-Costa', 'Camargo-Interior', 'Cazoña', 'Doctor Morante', 'Isabel II', 'Puertochico' y 'Sardinero'.

En el acto de despedida de los residentes, que ha tenido lugar en el aula de Formación e Investigación de la Gerencia de Atención Primaria (GAP), además de la consejera de Sanidad, han participado el director gerente Atención Primaria, Alejandro Rojo; el tutor de residentes, Jesús Castillo Obeso, y la coordinadora de la Unidad Docente, Adelaida Andino.

Alejandro Rojo ha recordado a los presentes que "ahora empieza la etapa de aplicar las capacidades y aptitudes adquiridas durante la residencia", es decir, de aprender a ser médicos. De hecho, Rojo ha puesto en valor la figura del médico de familia, resaltando que es el profesional que tiene más contacto con el paciente y con su entorno. Además de agradecer a todos los profesionales que han sido partícipes de esta formación "el gran trabajo desarrollado", ha destacado la gran fortuna de todos los residentes porque "han elegido el mejor lugar para formarse".

Por su parte, Jesús Castillo, en nombre de los tutores, ha agradecido la enseñanza mutua e interactiva con los residentes, aclarando que "ser médico de familia es un privilegio porque los médicos de familia son, ante todo, grandes humanistas".

Por último, ha tomado la palabra una de las nuevas especialistas en medicina de familia, Najoua Guelai, quien, en nombre del resto de residentes, ha destacado que en estos cuatro años han ido aprendiendo y creciendo como profesionales y como personas. Además, ha señalado que su aprendizaje ha estado tutelado por "grandes profesionales" con los que han adquirido "el bagaje necesario para afrontar el día a día". Para Guelai "ser médico no consiste sólo en diagnosticar y tratar pacientes, sino que abarca también acompañar, explicar, tolerar y trabajar en equipo".

 

6122899